Es noticiaSer complutense

El Benidorm Fest, un ejemplo de la metamorfosis en la industria audiovisual

¿Cómo va a cambiar la industria audiovisual en la era digital? ¿Qué esperamos de las empresas? ¿Cómo será la industria de los contenidos a la que van a llegar los futuros periodistas? Para responder a estas cuestiones el departamento de Periodismo y Nuevos, junto a RTVE Play y el Instituto de RTVE, celebró en la Facultad de Ciencias de la Información la Jornada Metamorfosis de la Industria Audiovisual en la Era Digital.

Alberto Fernández, ganador de un Ondas y director de contenidos de las plataformas de RTVE, explicó. Explicó que uno de los cambios que se han producido en el mercado visual es la diversificación, por lo que se necesita gente nueva que sepa narrar los nuevos contenidos y saber qué consume la gente. RTVE, según Fernández, cuenta con un público más envejecido y si quieren ocupar el espacio de ocio de los más jóvenes tiene que evolucionar y contar con su participación. “La mano de obra se necesita, pero las ideas cada vez más, es muy importante que los periodistas entiendan y comprendan cómo está transformando la industria este desarrollo tecnológico”, aseguró.

María Jesús Espinosa de los Monteros, directora general de Prisa Audio y exdirectora de Podium Podcast y Podium Studios, insistió en la importancia de que los estudiantes que entren en los medios tradicionales encuentren lo atractivo de estos. “Hay una distancia enorme entre la generación Z y los medios de la generación legacy”, comentó. La aparición de nuevas plataformas de streaming ha obligado a los medios tradicionales a desarrollarse en este apartado si no quieren quedarse atrás, por lo que se está teniendo que innovar para subsistir. Emilio Sánchez, director de Atresplayer, lo confirmó: “Nuestro principal reto es no distanciarnos de la sociedad, ser flexibles y tener la capacidad de adaptarnos a los cambios”. Insistió en la idea de ajustarse a las nuevas corrientes: “Hay formas tradicionales de distribución de consumo que han ido cambiando, nos hemos ido adaptando a los cambios. Es más fácil hacer llegar el contenido, pero más difícil es que se consuma”.

“Crear una voz que esté sonriendo o que esté sufriendo es algo que aún no hacen las máquinas”

Uno de los desarrollos que más va a transformar a la industria audiovisual, por no decir el que más, es la aparición de la Inteligencia Artificial (IA). Los periodistas más ‘clásicos’ lo perciben, generalmente, como una amenaza, pero también hay quién sostiene que va a brindar grandes oportunidades al mundo de la comunicación. “Hay un cierto ludismo en determinados sectores que puede servir para tranquilizarte un rato, pero al final se acabarán imponiendo. El desarrollo tecnológico sirve para que el trabajo de los clásicos llegue de una mejor manera al público”, indicó Alberto. Espinosa de los Monteros defendió también la necesaria coexistencia que se debe dar en el trabajo entre personas y máquinas, y aprovechó para lanzar un dardo sutil a la educación que están recibiendo las nuevas generaciones de periodistas: “Creo que en las universidades se va un poco lento respecto a la actualidad, no puedes hablar de los blogs, no estamos en 2004”. Sin embargo, no es de los que piensan que la IA vaya a acabar con todos los trabajos existentes. Aseguró que esta nueva tecnología no será capaz de sustituir a los humanos ya que, por ejemplo, lo inanimado no puede tener sentido del humor: “Es algo que las máquinas aún no han conquistado”. Sobre la clonación de voces, Espinosa de los Monteros afirmó que la IA todavía no es capaz de hacer que una voz respire. “Crear una voz que esté sonriendo o que esté sufriendo es algo que aún no lo hacen las máquinas”. 

De izquierda a derecha: Mª Jesús Espinosa de los Monteros, Emilio Sánchez y Alberto Fernández. Foto: Pablo Arroyo

Todos los grandes grupos de comunicación comparten un mismo objetivo: el éxito. Es decir, tener grandes audiencias. El número de suscriptores puede ser una forma de medirlo, aunque con esta metamorfosis que está experimentando la industria es más complicado: “Medir el éxito de las plataformas que tienen medios tan dinámicos es complejísimo”, explicó la directora general de Prisa Audio. Para esquivar el fracaso, Alberto advirtió de la importancia de “identificar cuando el producto es un fracaso antes, porque eso penalizará el algoritmo”. Para que eso no ocurra es necesario comprender el desarrollo tecnológico y trabajar mano a mano con la gente experta en tecnología.

La aparición de nuevas plataformas, como Roblox, posibilita una mayor cantidad de corrientes de difusión de contenidos. “Hay que ir probando, pero no en todos los sitios”, advirtió Sánchez. Hay series desarrolladas por Atresplayer que meses o años más tarde acaban vendiendo a nuevas plataformas de streaming como Netflix. “Nosotros vendemos nuestros productos a terceros, porque buscamos la optimización de este contenido, tenemos que jugar con eso. También puedes distribuir contenido en YouTube porque te da alcance, pero pierdes posicionamiento y monetización”, manifestó el director de Atresplayer. 

La segunda mesa de la conferencia, dedicada al análisis de audiencias,  estuvo formada por representantes y participantes del Benidorm Fest: la valenciana Blanca Paloma y el joven Almacor. “La idea del Benidorm Fest surge para intentar darle un giro a cómo se había hecho Eurovisión, pero utilizando lo digital”, explicó César Vallejo, codirector del festival. Según él, se aspiraba a conseguir crear un evento familiar sin dirigirlo a un grupo concreto, para buscar la participación de distintas generaciones y edades. Aunque reconoció que “usamos herramientas digitales dirigidas a un público más joven”, como Tiktok. 

Almacor, el cantante valenciano que partició en la última edición del Benidorm Fest, aseguró que se siente cómodo con el hecho de tener seguidores con edades y gustos diferentes, pero con un sentimiento común de pasión por la música: “Lo que me gusta del Benidorm Fest es que la gente tiene mucho amor por la música, ves que lo siguen desde niños hasta señores mayores”. 

Esta búsqueda de seguidores en distintos grupos poblacionales ha provocado una discrepancia en torno a la imagen que tiene la sociedad sobre el festival. “Hay un sentir polarizado entre los fans, o lo amas o lo odias”, comentó Rayden, asesor del festival. Recomendó crear un producto sin buscar insistentemente la aprobación generalizada de los consumidores: “Cuanto más persigues un público, más se aleja”.

Este festival brinda la oportunidad a desconocidos artistas de dar un salto importante en sus carreras y abrazar la popularidad, sin tener en cuenta la carrera musical y la edad. La representante española para Eurovisión 2024, Nebulossa, es el ejemplo más claro. Así lo expresa César Vallejo: “El caso de Nebulossa es un bofetón a los pensamientos sobre desaparecer cuando te haces mayor. Si tienes una buena propuesta la edad no tiene que ser un impedimento para hacer buena música”. Blanca Paloma ha sido otra de las artistas que ha abrazado la popularidad tras el festival, y con un estilo muy peculiar. “Es una oportunidad para los que estamos tiempo en la música. La variedad de estilos y las diferentes lenguas son importantes, así como dejar claro que las mujeres pueden lanzar cualquier tipo de mensaje”, explicó la valenciana. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Plugin the Cookies para Wordpress por Real Cookie Banner